La Naturaleza como ejemplo de Mejora Continua

por Lean Magazine

planeta-tierra1

¿Es un proceso de Mejora Continua la evolución biológica, la supervivencia/adaptación de los individuos y por tanto a los medios cambiantes?

En la evolución biológica el éxito adaptativo sólo llega mediante la optimización de los recursos disponibles en el entorno y su máximo aprovechamiento. Desde el origen del tiempo, el Universo es cambiante: evolucionan las galaxias, los planetas, el mundo que nos rodea.

En este entorno continuamente cambiante el esfuerzo por adaptarse a las nuevas situaciones es imprescindible para el éxito de las especies, los grupos, los individuos. Las claves del éxito radican en destinar la energía a aquellos procesos que permitan optimizar los recursos.

Si trasladamos estos conceptos a la productividad de las empresas, observaremos que sólo sobreviven y tienen éxito aquellas que han sabido evolucionar en los tiempos cambiantes. La Mejora Continua es la clave para introducir en el entorno empresarial una nueva forma de trabajar y producir. No hay nada más letal en la naturaleza que destinar los recursos a un fin que no sea mejorar la productividad.

Las” hormigas cortadoras de hojas” no tienen la capacidad de digerir el alimento que transportan. Para ellas había sólo dos opciones: esperar a que la evolución biológica las dotase de un nuevo aparato digestivo o innovar. E innovaron. ¿Cómo? Cuidando un hongo que sí es capaz de digerir las hojas de los árboles, haciendo que el hongo fuera una gran masa que pudiera alimentar a un gran número de hormigas. Todas las hormigas se involucran en el proceso; la única forma en alcanzar el éxito y garantizar su supervivencia. Se han especializado en cortar hojas y garantizar la salud del hongo; gracias a esta inteligente forma de trabajar han perdurado en el tiempo.

La conclusión a la que llegamos es que no podemos esperar una solución óptima respecto de la Mejora en la productividad que venga de la mano de una lenta evolución, sino implantar un sistema que se adapte rápida y eficazmente en los procesos productivos de las empresas.

La forma de encontrar ese “hongo” se podrá hacer sólo introduciendo una nueva forma de trabajar y es sin duda la adaptación y cambio gracias a los procesos integrados y desarrollados en el Sistema Lean, en los cuales haya una implicación de todo el personal de la empresa, la forma en la que encontraremos el éxito, como en el caso de las hormigas cortadoras de hojas.

¿Crees que en tu empresa es necesario el cambio? ¿Estás dispuesto a cambiar tu “sistema digestivo” o a encontrar el “hongo” que te haga digerir mejor?

Muchas empresas sólo sobrevivirán gracias a estos cambios y que sólo los podrán conseguir si se introduce la Mejora Continua en sus procesos.

LeanSis sin duda sabe cómo encontrar “el hongo” que las empresas necesitan porque la evolución de la empresa puede que no garantice que su “sistema digestivo” cambie con la rapidez que necesita y por tanto, se quede fuera de la esfera empresarial y su rápida y constante evolución.