¿Apostar por el cambio?

por Lean Magazine

Durante estos años esta frase suena en las directivas de las empresas, ya sean Pymes, multinacionales o empresas familiares, pero es necesario cambiar más rápido y con más seguridad que los cambios que se producen a nuestro alrededor, y dentro de una sociedad tan dinámica como la actual, conseguir este objetivo es sinónimo de ventaja competitiva.

Entonces las preguntas que suelen surgir son del estilo de…

  • ¿La apuesta es real? No vale con decirlo o publicarlo…. Debemos realizar la apuesta de verdad.
  • ¿Existen internamente los conocimientos de cómo realizar los cambios? Acepta y asume los cambios necesarios como un reto nuevo, sin intentar inventar la rueda…
  • ¿El equipo está alineado para adaptarse a estos cambios y a la velocidad necesaria? Evalúa las líneas a seguir por el valor más importante de la empresa: las personas.

Para conseguir esa ventaja, no es suficiente con una apuesta parcial o enfocar la mejora sólo en un sector de la empresa. El cambio debe acometerse a todos los niveles, enfocado desde una estrategia global.

Actualmente, ya no es viable considerar y seguir una estrategia inmóvil a varios años vista, debemos apoyarnos en unos fuertes ejes estratégicos y al mismo tiempo debemos ser lo suficientemente flexibles para adaptar la empresa a cualquier escenario próximo.

camara-internacional-de-comercioLa clave está en analizar y desplegar herramientas desde esa estrategia global, con un sistema como el SGL que acomete metodológicamente y de manera global el despliegue y seguimiento de la estrategia, pasando por los procesos administrativos, analizándolos y mejorándolos de la mano de los Grupos de Procesos dentro del entorno Lean Office, y Lean Project y llegando hasta la mejora sobre la base operativa, orientando y potenciando los Grupos Autónomos para conseguir las mejoras necesarias desde la metodología Lean Manufacturing.

Por último y lo más importante, debemos considerar que las mayores ventajas que podemos obtener están dentro del equipo, el mayor desperdicio es no aprovechar el potencial de las personas que componen nuestra estructura empresarial, y justo por eso, debemos conocer y aplicar las herramientas que nos permitan liderar un equipo eficiente y motivado. Estas herramientas nos ayudaran a conocer y respetar los roles de los niveles de la estructura, acometer un mejor “enfoque” para motivar y orientar a todo el equipo. Por ello, es imprescindible interiorizar y llevar a la práctica las habilidades para el liderazgo desde Lean Leadership.

Reflexionando sobre los cambios tan rápidos que se presentan en el horizonte próximo, y conociendo las herramientas metodológicas que nos posibilitan llegar a conseguir las ventajas competitivas, realmente:

¿Que dudas podemos tener para apostar por el cambio?