Aumenta la flexibilidad de tu empresa… Pásate al Sistema SMED

por Lean Magazine

reloj

En numerosas ocasiones hemos realizado una compra de un determinado producto o servicio y la empresa ha tardado mucho tiempo en entregarlo y más aún cuando hemos variado alguno de sus estándares del producto. ¿Por qué sucede esto? La causa reside en la falta de flexibilidad en la producción.
¿Cómo se puede solucionar este problema? Una de las opciones más adecuada es el sistema SMED.

El SMED (Single Minute Exchange of Die) o cambio de herramienta en menos de diez minutos consiste en reducir al máximo el tiempo de cambio de utillaje (materiales necesarios para la producción).

Y… ¿qué es el cambio de utillaje?. Son todas las operaciones que se realizan desde que se detiene la máquina para proceder al cambio de lote o referencia hasta que comienza a producir la primera unidad del producto siguiente según las condiciones de tiempo y calidad fijadas.

El objetivo principal no es reducir el tiempo de cambio sino que lo que busca es aumentar la flexibilidad de la empresa para adaptarse a la cantidad de demanda del cliente y así conseguir reducir los lotes y con ello los inventarios.

Este sistema surge por la necesidad de producción just in time. Los clientes demandan productos con una amplia variedad de colores, tamaños, etc. Un ejemplo lo podemos ver en los restaurantes de comida rápida. Hay multitud de menús diferentes (vacuno, pollo, cerdo, pescado, etc) y gran cantidad de pedidos en un mismo momento. Si nos damos cuenta, el inventario (menús, patatas o hamburguesas elaborados) que tienen es muy reducido y el pedido se entrega en cuestión de minutos.

Para conseguir una reducción de los tiempos de entrega, se requiere de un gran almacén donde tener el inventario cosa que supone unos costes elevados o tener una gran flexibilidad en la producción. Si optamos por la segunda opción…¿cómo conseguirlo?. El primer paso consiste en la creación de un grupo de trabajo SMED integrado por los operarios participantes y por el Coordinador del GAP. El siguiente paso consiste en identificar el problema. Una vez planteado todo lo anterior, habrá que preparar un vídeo en el que se vea la realización del cambio de la herramienta más utilizada (para estudiarlo), el modo operativo y el Check List. Cuando ya tenemos todo lo anterior, ya estamos listos para realizar una Acción SMED y desglosar cada una de las actividades que lo forman:

1. Observar. Utilizamos el vídeo de la preparación de utillaje que anteriormente hemos filmado para observar cómo lo hacemos y qué mejoras podemos realizar. Para ello se estudian todas y cada una de las operaciones llevadas a cabo y se cronometra el tiempo que permanece parada la producción. En el caso de un restaurante de comida rápida sería cuánto tardaríamos en recoger el pedido del cliente para dar la orden a la cocina que está esperando para empezar a preparar el pedido.

En este proceso se realiza una separación entre las operaciones Internas que sólo se pueden realizar con la máquina parada (rellenar la máquina de helado, las patatas, etc) y Externas que no requieren la parada de la máquina (cortar los ingredientes, prepararlos, envolver el producto terminado, etc). Una vez tenemos esta división, podemos proceder a la elaboración del Check List Inicial que es indicar todas las actividades internas. Después se crea el Modo Operatorio Inicial que es la secuencia de operaciones externas (por ejemplo en qué orden colocamos los ingredientes).

2. Organizar. Esta fase consiste en una reunión de trabajo donde se expondrán el Check List y el Modo Operatorio iniciales, mediante los cuales se estudiarán todas las operaciones y se realiza el planteamiento de poder convertirlas de operaciones internas a externas. En nuestro ejemplo podría ser qué ingredientes podemos traer ya precocinados para solo tener que calentarlos y adelantar el proceso de preparación.

Una vez tenemos el vídeo estudiado y analizadas todas y cada una de las fases del cambio de utillaje, se procede a realizar planes de acción con soluciones y formas distintas de organización. Una vez tenemos el Plan de Acciones, reformulamos el Check List y el Modo Operatorio según los objetivos que nos hemos fijado. Esto deberá de ser aprobado por los operarios.

3. Instalar. No todo el equipo participa en la Acción SMED y por tanto la siguiente fase es la de informar y formar al mismo sobre el nuevo Método Operatorio definido por el grupo. Se instalará un Tablero SMED cerca de la máquina donde aparezcan todos los planes de acción que están abiertos para que el personal esté informado de las acciones realizadas para conseguir la mejora.

Normalmente, en las cocinas de estos restaurantes tienen un panel donde indica los ingredientes que tiene cada producto y la forma de elaboración de los mismos (protocolos). Además, en la zona de comunicación se colocará el Seguimiento de los Cambios y el Indicador de Tiempos de Cambios para ver su evolución.

4. Mejorar. Cada semana tendrá lugar una reunión de seguimiento del SMED para ver la evolución de los tiempos de cambio y cómo mejorarlos progresivamente. Para poder conseguirlo, volvemos a estudiar detenidamente todas y cada una de las operaciones de fabricación y se plantea si se puede eliminar, convertir en externa o reducir su duración.

Esto es muy útil sobretodo para mejorar el servicio en horas punta o fiestas señaladas donde la concentración en estos restaurantes es enorme haciendo que en muchas ocasiones “no den a basto” y se produzcan grandes colas.

Como se puede observar, este sistema basado en la reducción de los tiempos de preparación produce un cambio en la forma de trabajar, pasamos de trabajar teniendo como base principal el almacén a fabricar bajo pedido. Con esto conseguimos reducir costes de inventario los cuales son muy elevados sobretodo para empresas cuyo producto terminado ocupa mucho espacio como coches, piscinas prefabricadas, etc.
Con la reducción de los inventarios los costes disminuirán haciéndola más competitiva respecto al resto. Además tu empresa tendrá un valor añadido muy apreciado por los clientes, la reducción del tiempo de entrega del pedido.
¿A qué esperas para probar el sistema SMED?.