Convencer o vencer

por Lean Magazine

Se han escrito ríos de tinta, acerca de la complejidad de la mente humana, y las interacciones y reacciones ante lo nuevo y desconocido. Esta es una situación, que a menudo se encuentra el Experto Lean, en la implantación del Sistema de Gestión Lean.

albertoEse miedo a lo desconocido, a que se pueda ver alterado el estado actual de confort, ya sea para mal o para bien, eso es lo de menos, lleva a las personas a la parálisis en la implantación de la mejora, o hasta incluso a la negación de las evidencias. Es muy frecuente encontrarse con las afirmaciones

“Eso ya lo hacíamos nosotros antes, aunque no igual”

“Es imposible mejorar más el proceso”

“Siempre se ha hecho de esta forma”

y así un largo etcétera de frases defensivas, ante la Amenaza externa. Pareciera un título de película.

Por esta situación, día a día, aparece el mismo dilema:

¿Cuál sería la mejor estrategia, para conseguir un avance fluido en la implantación del Sistema?

Vencer esa resistencia aplicando las Herramientas Lean, sin la participación de dichos “dinamitadores” de la mejora o la estrategia, debería ir encaminada en convencer de los beneficios y ventajas, de un método estructurado y sencillo, enfocado a la mejora de todos los procesos de la empresa, mediante el aporte y la participación de todos.

Si se analiza el efecto de cada una de las dos opciones, las conclusiones son las siguientes:

1- En la primera opción los resultados suelen ser rápidos, aplicamos las herramientas, apartando del camino a la resistencia, existe un alto riesgo de que el sistema y las mejoras implantadas, no arraigue en la empresa, al no sentirse las personas participes en las mejoras, volviendo al estado anterior.

2- Para la segunda opción, la estrategia se enfoca en la demostración de los hechos, pas-hito a pas-hito, convencer a los escépticos mediante la mejora de los resultados, de los indicadores. Esta estrategia no es tan rápida como la anterior, pero sí que se asegura la sostenibilidad del sistema al 100%, y la consecución de los objetivos a futuro.

 ¿Cuál es la mejor estrategia en la consecución de los objetivos?

El dilema siempre existirá, y la solución pasará por aplicar ambas en su justa medida, ya lo decía Aristóteles

“La virtud se halla en el Centro”, las Herramientas de Liderazgo, también nos darán la clave, para el fin común, la consecución de los objetivos marcados.