El otro “clásico”: FutboLean

por Lean Magazine

192091_9280

Piensa tres aspectos que el fútbol y el Lean tienen en común. Tienes 15 segundos….

¿Ya…?

Desde nuestra experiencia, pensamos que el fútbol y el Lean no están tan lejos, incluso… nos atrevemos a proponer que ambas disciplinas pueden aprender la una de la otra.

 

Uno. Las personas

Todo empieza y acaba con las personas.

El fútbol es un deporte en el que intervienen personas… (además de un balón) y no sólo las “11 titulares”… tenemos un entrenador, suplentes, utilleros, fisioterapeutas, médicos, preparadores físicos, presidente, directiva…

El Lean se basa en las personas. Ellas son las que pueden transformar una empresa y llevarla a ser más productiva. En la medida que se les tiene en cuenta, se alinean con los objetivos y saben claramente qué se espera de ellas. Como en el fútbol.

El equipo más motivado es el más eficiente. Los jugadores que saben qué se espera de ellos y en qué posición han de jugar, son los que mejor rinden.

Y todos, en empresas y deporte, forman un equipo, donde todos son importantes e imprescindibles.

Dos. Los procesos

La mejora de la productividad en las empresas se consigue aplicando herramientas lean a los procesos (ya sean productivos, logísticos, de servicios, de gestión de proyectos…). Y el fútbol también aplica “herramientas de mejora de la productividad”: visualizan los partidos después de jugarlos para aprender de los errores, se proponen y ensayan nuevas jugadas que los hagan más “eficientes”.

Y en ambos casos, empresas y fútbol, la disciplina, la repetición y el aprendizaje son factores decisivos para el éxito.

Tres. Los resultados

Sin personas no hay empresas, ni procesos ni resultados. Sin jugadores no hay fútbol. Y sin motivación, objetivos e indicadores no hay movimiento, tan solo inercia que antes o después acabará deteniendo los procesos.

En el fúbol el indicador claro, clarísimo es la “victoria” y un poco más abajo en la lista los goles, pases, tiros a puerta etc…

En una empresa también debemos fijarnos indicadores. Quizás es una de las cosas más interesantes que podamos aprender del fútbol. Indicadores son mecanismos que miden los objetivos. Y los objetivos son económicos, de calidad, de plazo o de costes.

Sin objetivos y sin medición no hay mejora.

Pero sin pasión, sin entrega y compromiso… no hay nada.

No hay fútbol… sólo actividad física.

No hay empresa… sólo personas ocupadas.

Y tú… ¿Practicas deporte o juegas al fútbol? ¿Estás muy ocupado/a o eres productivo/a?