Entrevista a D. Luis Hermoso – Coordinador de Mejora Continua de AB Azucarera Iberia

por Lean Magazine

La Gestión Global Lean en AB Azucarera Iberia, por D. Luis Hermoso.

El pasado 26 de junio tuvo lugar en el Hotel Sercotel AB Rivas una interesante charla sobre las claves para entender e implantar la Gestión Global Lean. Contamos con un invitado de excepción: D. Luis Hermoso, Coordinador de Mejora Continua en AB Azucarera Iberia, que nos relató sus impresiones y vivencias en la Mejora Continua.

Pregunta – Primero de todo, ¿Por qué quisisteis implantar un sistema Lean de Mejora Continua?

D. Luis Hermoso – Por el año 2003 el Consejero Delegado de Azucarera previó grandes cambios en nuestro sector azucarero y apostó por implantar la Mejora Continua como elemento transformador de la compañía.

A grandes rasgos, ¿Como fue el proceso de implantación? ¿Qué herramientas se han implantado y como han mejorado la empresa?

El proceso ha sido largo, y no siempre fácil, ya que siempre hemos intentando transmitir el beneficio de cada una de las herramientas Lean que hemos implantado: 5S, ideas y grupos de mejora, OEE, formato de reuniones y planes de acción, etc.

¿Cuál dirías que fue la clave del proyecto y por qué?

En mi opinión la clave residió en dos puntos: · La apuesta firme del Consejero Delegado, sin ella no se hubiera podido llevar a cabo la implantación. · Basarnos en el modelo KAIZEN, es decir, contar con todos los trabajadores y hacer de la mejora continua una herramienta habitual en el día a día de las fábricas.

¿Se han notado cambios en la implicación y motivación del personal? ¿Cuáles y por qué? ¿Cómo se consigue esta implicación?

Yo creo que la implicación de las personas se consigue cuando le das credibilidad y continuidad al ‘sistema’ y, muy importante, cuando empiezan a percibir que se les tiene en cuenta y que también se mejora el entorno de trabajo.

¿Cuales han sido los resultados? Más allá de la operativa, ¿Cómo ha cambiado el Lean la filosofía de tu empresa?

Los beneficios obtenidos, tanto económicamente como a nivel del incremento de la productividad de los procesos, han sido satisfactorios. Pero este éxito no se debe a la mejora continua propiamente sino a la ‘utilización’ de la capacidad de todas las personas para detectar los problemas y proponer las soluciones. Desde el Dpto de Mejora Continua sólo hemos puesto el método y la constancia.

Después de todo este tiempo conviviendo con la Mejora Continua, ¿Cómo se consigue su sostenibilidad?

Este es un punto muy interesante y complicado ya que tienes que superar muchas barreras culturales del tipo: ‘esto nunca se ha hecho así’, ‘por qué tengo que hacer un grupo de mejora cuando mi opinión es la que cuenta’, ‘aplicar vuestras metodologías sólo conlleva perder tiempo’… Es decir, la resistencia al cambio, a salirnos de la zona de confort en la que nos hemos instalado durante tanto tiempo. Un mando de nuestra empresa dice que “no hay que vencer, sino convencer” y este ha sido un aspecto al que –desde el Dpto. de Mejora Continua- hemos dedicado bastante tiempo con el fin de intentar integrar el Lean en la forma de trabajar en Azucarera.