La sabiduría lean del refranero español

por Lean Magazine

Se dice que el refranero español es muy sabio, y es muy cierto, tanto, que sin duda se podría aplicar gran parte de su sabiduría en la mejora de las organizaciones y de los procesos de las mismas.

En muchas ocasiones me ha ocurrido que tras realizar una formación sobre lo que es lean, sobre cuáles son los básicos, sobre cuáles son las fases de implantación del sistema… y pregunto al final de la sesión qué les ha parecido, me responden con la contundente frase de “todo esto es de sentido común”.

“Lo obvio suele pasar desapercibido, precisamente por obvio”

Tienen razón todos aquellos que llegan a esa conclusión, no obstante ante esa afirmación, el refranero nos ayuda con “el sentido común es el menos común de los sentidos”.

¿Es de sentido común que las personas tengan claras sus responsabilidades u objetivos?

¿Es de sentido común priorizar y tomar decisiones?

¿Es importante comunicarse de manera correcta, frecuente y eficazmente entre todos los niveles de la empresa?

Y la mejor pregunta… ¿Por qué no lo hacemos?

Con el tiempo, entramos en la rutina y se pierden la constancia, el compromiso y el rigor. Nos hace falta un método.

Nuestro refranero querido nos ayuda a implantar el lean, por ejemplo, con el refrán que dice “el que no avanza, retrocede”, es decir, o mejoramos o nos hundimos, por tanto sería interesante saber si mejoramos, ¿Cómo?, midiendo, pues “lo que no se mide no crece”.

Es absolutamente necesario medir, y mediremos todo aquello que queramos mejorar y controlar. Los indicadores serán nuestros guías, nuestra “mirilla” que nos indica dónde disparar. No medir es lo mismo que no mejorar, y eso es retroceder.

Por otro lado, es importantísimo disponer del mejor equipo posible. Son las personas que nos rodean las que han de conseguir la mejora, así que “dime con quién andas y te diré quién eres”. Además hemos de conseguir motivar a nuestra gente, que se sienta reconocida, ya que “a nadie le amarga un dulce”, cuesta poco reconocer el trabajo bien hecho, por pequeño que sea, todo el mundo se siente valorado. Ejercitemos feedback positivo con nuestros equipos.

Podríamos seguir repasando el refranero español, muy extenso por cierto, pero “el que mucho abarca, poco aprieta” y “a buen entendedor pocas palabras bastan”.

En LeanSis somos: personas, procesos y productividad.