No tengo tiempo para mejorar

por Lean Magazine

En uno de mis múltiples viajes en tren, leyendo el libro de David Allen “Organízate con eficacia”, vi esta cita:

 

Las cosas rara vez se atascan por falta de tiempo. Se atascan porque no se ha decidido en qué consiste “hacerlas” y “dónde hacerlas””.

Esto me trajo a mi mente situaciones que me han pasado en varios proyectos…

– “¿Una hora de reunión a la semana?, es imposible que pierda ese tiempo”

– “Ahora no puedo pararme a ver este tema contigo” (después de haber sido esa persona la que fijó la fecha días atrás)

Los mandos en las empresas muchas veces se parecen demasiado al conejo de Alicia en el País de las Maravillas:

 

“No tengo tiempo, llego tarde, lo siento llego tarde”

 

leansis_tiempo

No entro a juzgar si realmente tienen mucha carga de trabajo, sin embargo, lo que muchas veces refleja esta actitud es una clara desorganización, poca delegación y un exceso de urgencias.

Al implantar la metodología Lean, una de las claves del éxito es la reunión semanal. En esta reunión de, como máximo 60 minutos, se revisan los KPIs de control y de mejora y por supuesto el Plan de Acción.

En otras palabras, paramos para ver el rumbo de nuestro barco, redirigirlo y marcar las prioridades de las acciones pendientes.

Si a cualquier mando, en un seminario, le planteamos la siguiente cuestión:

Si hubieses perdido el rumbo en tu barco, ¿Pararías para ver cómo reconducirlo? La respuesta será en un 99% de los casos un SÍ rotundo. (el 1% es para el típico guasón que para desmontar la argumentación dice que no…)

 

ocupados¿Por qué entonces dicen después en el día a día que no tienen tiempo?

La respuesta tiene dos aspectos importantes:

  • La mala costumbre de tener cantidad de reuniones improductivas.
  • El mal entendimiento del sentido de esta reunión semanal, el significado de los KPIs y del Plan de Acción.

 

 

En LeanSis llevamos más de 10 años, capitaneando el rumbo de personas, procesos, productividad.