¿Qué deberías exigir en una buena formación (Lean)?

por Lean Magazine

chinchetas

Es una realidad que a no ser que hablemos de unos cursos cuyos ponentes sean muy conocidos y vayamos específicamente casi por ellos, nadie suele preocuparse de los formadores en cuanto a su experiencia y formación. Damos por hecho que saben de lo que hablarán y de hecho a veces nos sorprende alguna formación cuando descubrimos que el ponente supera nuestras expectativas. Esto es lo malo de estar acostumbrado a vivir en un mundo en el que el buen servicio y que se hagan las cosas con calidad no forman parte de la normalidad.

Para que una formación sea excelente se necesita

Unos contenidos muy trabajado con una metodología que haga que la formación sea muy inteligible y llegue con facilidad al asistente. En LeanSis nos hemos preocupado mucho de que los contenidos sean muy aplicables en cualquier sector porque sabemos los problemas que acucian en el día a día a las empresas. Por tanto siempre será una necesidad formar a su equipo en el Sistema Lean, de otra forma no se entiende el poder implementar el propio sistema.

Siempre se piensa en el beneficio del asistente por lo que horario y duración es otro punto importante. Las formaciones han de estructurarse de forma que no interrumpa demasiado sus obligaciones laborales y que el horario no sea tan extenso como para que resulte tedioso.

El boca a boca es para todo el mejor marketing. El volumen de asistentes que han pasado por la Escuela LeanSis nos avalan. Solamente en el año 2013 calculando bote pronto, asistieron a nuestra formación, tanto presencial como In Company, unas 2.000 personas.

Y por último, aunque es factor fundamental para una buena formación y es uno de los puntos fundamentales: el ponente. La formación de los docentes y su experiencia son determinantes para el éxito de un curso. Nuestro equipo conoce perfectamente la formación que imparte porque se revisa, amplia y mejora constantemente en base a la experiencia en cliente. En este punto sin duda, la Mejora es Infinita.

Una formación Lean es imposible que se estanque, está viva porque en el día a día surgen nuevas mejoras y situaciones que nos obligan a mejorar la formación. Ninguna edición es igual a otra, porque es aún mejor. Se trabajan y amplían las dinámicas, se revisan los contenidos de forma habitual y se reestructuran porque los propios asistentes aportan con sus experiencias y aprendemos de ellos y de cómo podemos impartir aún mejor la formación.

Y algo importante y que a todos nos inquieta, no siempre lo más caro es lo más bueno. Existe la falsa creencia que algo caro tiene calidad pero nosotros pensamos que no tiene sentido hacer de algo tan necesario como la formación en Lean, algo caro. Porque creemos profundamente que las empresas, las personas que las forman han de saber de ello por lo que nunca resultará caro porque lo hacemos de forma que no tenga coste.

La formación LeanSis se hace para cambiar la filosofía de una empresa por lo que hay que aprehenderla (que va más allá del “aprender” común; en este caso “pretende captar por medio del intelecto” y quedarse la impronta), absorberla, digerirla, pensarla y aplicarla.

Henry Ford decía “pensar es el trabajo más difícil que existe. Quizás esta sea la razón por la que hay tan pocas personas que lo practican”.

Si quieres empezar a pensar en hacer las cosas aún mejor… no dejes de revisar tus prioridades para elegir una buena formación.

¿Te ha dado por pensar?