¿Somos realmente buenos cumpliendo nuestros planes?

por Lean Magazine

En Mejora Continua siempre se dice que lo que no sabemos medir no lo podemos mejorar. Es por esto que es importante encontrar qué indicador nos puede ayudar a reflejar la realidad del proceso al que nos enfrentamos.

¿Que te parecería poder medir el grado de cumplimiento de nuestros planes de producción y a la vez poder obtener una buena información sobre dónde estamos fallando?

Pues para eso, nos vamos a apoyar en el indicador BTS (Build to Schedule) en el que vamos a poder segmentar qué tipo de fallo estamos cometiendo ya sea de no alcanzar el volumen, no cumplir el mix de producto o no cumplir la secuencia de las ordenes establecidas.

Ya habréis intuido que el calculo del indicador BTS debe ser algo parecido al producto de esos cumplimientos. Esto es:

Captura

 

 

Vamos a ir explicando cada uno de estos cumplimientos:

Cumplimiento en Volumen: se trata de comparar las unidades producidas independientemente del modelo con las unidades programadas en el plan, con el matiz de que el valor del cálculo no puede superar la unidad 1. Así, si hemos producido de más, esta sobreproducción no se considera en el cálculo.

Captura 2

 

 

 

Cumplimiento en Mix: se trata de comparar las unidades producidas, ahora sí, por modelo, con las unidades programadas de cada modelo en el plan, contando como máximo las unidades programadas en el caso de que las producidas superen lo programado. Así, si hemos producido de más de algún modelo, esta sobreproducción no se considera en el cálculo.

Captura 3

 

 

 

Cumplimiento en Secuencia: en este caso, se trata de calcular el respeto en el orden de las órdenes de producción. Para ello vamos a comparar las unidades producidas de las órdenes que se han producido respetando el orden programado, con las unidades producidas para el mix. En este caso, no consideramos las unidades producidas en órdenes retrasadas respecto al plan.

Captura 4

 

 

 

Como veis, de esta forma tenemos una mejor visión de las causas por las que nuestro cumplimiento del plan de producción no es del 100%.

¿Y por qué es importante medir el cumplimiento de los planes?

mejora continua

Pues porque de lo rigurosos que seamos en su realización dependerá lo eficientes que vayamos a ser, dado que el plan de producción se debe considerar como el “contrato” que el equipo de la planta de producción es capaz de acordar para un periodo, con el objetivo de maximizar la productividad y el aprovechamiento de las instalaciones de producción, pero de eso hablaremos en otra ocasión…

En LeanSis somos Personas, Procesos, Productividad.