Líderes Lean: La inteligencia emocional es lo más importante

Lean Magazine

Dice Daniel Goleman, el compilador y precursor de la Inteligencia Emocional: “En el mejor de los casos, el coeficiente intelectual parece aportar tan sólo un 20% de los factores determinantes del éxito.”

Gran parte del éxito profesional dentro de ese 80% restante deriva de nuestra inteligencia emocional y particularmente, de nuestra capacidad de Empatía.

Por lo que nos surgen varias cuestiones a la hora de describirnos como Líderes Lean: ¿Cuál es el significado de Inteligencia emocional? ¿Cómo influyen las emociones en mí día a día? Y más aún, ¿Cómo me influyen las emociones de los demás?, ¿De qué manera me afectan? ¿Qué puedo hacer para manejar todo ello?, y ¿Cómo puedo influir positivamente en las emociones de las personas de mi equipo?

ANTECEDENTES:
En 1990 los psicólogos John Mayer y Peter Salovey publicaron un artículo que versa sobre la Inteligencia Emocional. Es ahí donde aparece la primera definición formal considerando a esta inteligencia como “un tipo de inteligencia social que incluye la habilidad para supervisar y entender las emociones propias y las de los demás, discriminar entre ellas y usar dicha información para guiar nuestros pensamientos y, por ende, nuestros comportamientos”.

Según su modelo se diferencia:
Inteligencia Intrapersonal es la capacidad de acceder a los sentimientos propios, nuestras emociones y utilizarlos para guiar nuestra propia conducta y comportamiento. Pues el hecho de comprendernos a nosotros mismos juega un papel determinante, en los cambios personales asociados a mejoras o adaptaciones a los eventos vitales.

Inteligencia Interpersonal es aquella que se implica en la relación con otras personas, para comprender sus motivos, deseos, emociones y comportamientos. Es, por tanto, la capacidad de entender y comprender los estados de ánimo de los otros, sus motivaciones y sus estados psicológicos.

La Inteligencia Emocional es, por tanto, “la habilidad para percibir, comprender y regular nuestras propias emociones y las de los demás”.

Luego lo verdaderamente interesante es que podemos ayudar a los demás a regular sus propias emociones. Basándonos en las investigaciones de dichos expertos, las relaciones entre las personas se mueven en unos de estos tres niveles de entendimiento:

• La antipatía: que se define como un sentimiento de aversión que, en mayor o menor grado, se experimenta hacia una persona, animal o cosa. Alude a la oposición, al rechazo y a la animadversión.
• La empatía: es el conjunto de capacidades que nos permiten reconocer y entender las emociones de los demás, sus motivaciones y las razones que explican su comportamiento. Este término significa adentrarse en el otro. Significa que el otro se sienta comprendido.
• La simpatía: es la inclinación afectiva entre personas generalmente de forma espontánea y mutua. El término se interpreta como coincidir en los sentimientos del otro.

Así pues, la Empatía es un espacio intermedio entre la antipatía y la simpatía.

La Empatía queda perfectamente definida en el proverbio chino “camina con mis zapatos” y alude a adentrarse en el otro para comenzar a comprender su realidad. Mahatma Gandhi dijo: “las tres cuartas partes de las miserias y los malos malentendidos en el mundo terminarían si las personas se pusieran en los zapatos de sus adversarios y entendieran su punto de vista”
Mediante la Empatía comprendemos a la persona con la que nos estamos relacionando y le hacemos entender que la comprendemos, es decir no solo nos preocupamos de comprenderla de corazón, sino de que ella sienta esa comprensión.

La Empatía es una actitud, una disposición interna que se despliega en habilidades concretas mediante la escucha activa y la respuesta comprensiva.

Para un Líder Lean, la Empatía es fundamental pues es la única forma de llegar a tener una verdadera comunicación con su equipo, la única forma de que este se sienta comprendido, que sienta que es entendido y aceptado y que no tiene que justificar el sentirse así, pues su Líder puede sentir lo que él siente.

La Empatía también es un esfuerzo por sintonizar con el otro, por comprender sus emociones, sentimientos y creencias. Es sentir sus limitaciones y sus miedos, es ver a la persona que se tiene delante como un ser humano que desea mejorar y que en ocasiones no sabe cómo. Es sentir la lucha interna, es sentir aquello que expresa y lo que no expresa. Es escuchar a su lenguaje corporal con la intención de ir más allá de lo que nos dice, en un afán de entenderlo, más aún en un afán de ponernos en su realidad.

Una frase muy potente de Carl Rogers dice:

“Pienso que una de mis mejores maneras de aprender – pero también una de las más difíciles – consiste en abandonar las propias actitudes de defensa, al menos temporalmente, y tratar de comprender lo que la experiencia de la persona significa para ella”.

¿Quieres saber más sobre el Lean Liderazgo? Infórmate acerca de la Escuela Lean Leadership

Más información